Fisioterapia Obstétrica

fisioterapia-obstetrica

¿Qué es la fisioterapia obstétrica?

La fisioterapia obstétrica es la rama de la fisioterapia encargada de preparar el cuerpo de la mujer durante el embarazo. Esta preparación al parto servirá para que la futura madre pueda afrontar en las mejores condiciones posibles el parto y el post-parto.

¿Por qué es importante la fisioterapia obstétrica?

Aunque actualmente la fisioterapia obstétrica es casi desconocida un nuestro país, no es por ello menos importante.

Su importancia en esta etapa radica en que el embarazo, el parto y el post-parto son unas de las fases de la vida más exigentes para una mujer. Tanto a nivel físico como emocional, se pasan por cambios muy bruscos. Por eso, el cuerpo debe estar muy bien preparado antes, durante y después del parto. De esta manera, se minimizan las posibles complicaciones que puedan surgir.

¿Qué tratamientos incluye?

Los tratamientos más importantes son la preparación al parto y la recuperación postparto, por eso tienen un apartado propio un poco más abajo. Sin embargo, hay otro tipo de técnicas que serán muy beneficiosas para mejorar la calidad de vida de la futura mamá:

  • Suelo pélvico: durante el embarazo se puede (¡y se debe!) de prestar especial atención al suelo pélvico. Lo ideal sería empezar antes del embarazo, pero nunca es tarde para cuidar esta zona tan olvidada. Ni la incontinencia ni el dolor son normales, ni siquiera durante el embarazo.
  • Drenaje linfático manual: debido a los cambios producidos por las hormonas, es muy habitual que aparezca retención de líquidos, sobre todo en las últimas semanas. Este tipo de técnica no tiene ninguna contraindicación para la madre o el bebé, ya que en nuestro centro lo realizamos de forma totalmente manual.
  • Masajes descontracturantes: las malas posturas, el estrés o incluso la falta de sueño pueden provocar dolor, sobre todo en la espalda. En nuestro centro te ayudaremos a aliviar esos dolores. Y para que no tengas que preocuparte por nada, todas nuestras cremas y aceites son aprueba de embarazo y no suponen ningún riesgo.
  • Ejercicio terapéutico: se ha demostrado que el ejercicio adaptado al embarazo es muy beneficioso tanto para la madre como para el bebé. Por eso os ofrecemos clases grupales de embarazo activo y yoga prenatal, para que puedas escoger la que más se adapte a ti. ¡O escoger las dos!

    ¿En qué consiste la preparación al parto?

  • En consulta no solo nos encontramos las patologías que hemos mencionado antes, si no que también son bastante habituales las siguientes:

  • Diástasis abdominal: se denomina así a la separación excesiva del recto del abdomen (la famosa tableta de chocolate). Es totalmente normal durante el embarazo, ya que para que el bebé crezca toda la zona abdominal tiene que estirarse. Sin embargo, el problema llega cuando esta separación sigue existiendo después de dar a luz.  Esto puede ocasionar dolores de espalda, problemas digestivos y problemas estéticos. Por supuesto, también causa problemas en el suelo pélvico, ya que la musculatura abdominal y el suelo pélvico están íntimamente relacionados.
  • Cirugía uroginecológica y/o abdominal: las histerectomías o las intervenciones para el tratamiento del cáncer uroginecológico y/o abdominal causan modificaciones a nivel estructural. Estas modificaciones, a su vez, causan inflamación, adherencias y dolor.
  • Cicatrices: como consecuencia de las cirugías aparecen las cicatrices, siendo, por sí mismas, las causantes de algunas patologías. Por eso, es imprescindible tratarlas para evitar problemas en un futuro. Las más habituales son las cesáreas y episiotomías.
  • Dolor de espalda: el suelo pélvico también tiene una estrecha relación con la musculatura lumbar y la de las caderas. Muchos dolores lumbares tiene su origen en una patología de suelo pélvico, de ahí la importancia de valorar a nivel global toda la musculaturaPide cita en nuestro centro y mejora tu calidad de vida.

¿En qué consiste la preparación al parto?

Durante esta etapa, el fisioterapeuta se encargará de valorar y tratar las posibles disfunciones que hayan surgido durante el parto o en los meses posteriores. Las más habituales son:

  • Disfunciones del suelo pélvico (incontinencia urinaria/fecal, disfunciones sexuales, prolapsos…)
  • Diástasis abdominal
  • Cicatrices (episiotomía o cesárea)
    También es muy importante ayudar a la mujer a recuperar la tonicidad de la musculatura abdominal. De esta manera se evitarán, a largo plazo, las disfunciones del suelo pélvico mencionadas anteriormente.

Pide cita en nuestro centro y mejora tu calidad de vida.